Lanús cuenta con Fritzler para su estreno en Copa Sudamericana

El mediocampista se recuperó de su lesión y vuelve al mediocampo del Granate para jugar este jueves en Córdoba ante Belgrano.

Guillermo Barros Schelotto, DT de Lanús, confirmó el regreso al equipo del mediocampista Matías Fritzler, ausente los últimos dos partidos por lesión, para visitar el jueves a Belgrano por la ida de la segunda fase de la Copa Sudamericana.

En la conferencia de prensa que brindó este mediodía, el entrenador no reveló el equipo que jugará en Córdoba en el primer partido en busca de los octavos de final del torneo internacional pero adelantó que Fritzler ya está para volver. 

El 'Polaco', recuperado de un traumatismo, quedó marginado del choque ante Independiente por Copa Argentina y de la igualdad ante Huracán (0-0).

Con esta reaparición, el probable granate sería con Matías Ibañez; Carlos Araujo, Gustavo Gómez, Diego Braghieri y Maximiliano Velázquez; Román Martínez, Fritzler, Víctor Ayala y Gonzalo Castellani; Sergio González y Oscar Benítez.

Quedaron afuera los delanteros Lautaro Acosta (debe cumplir dos fechas de suspensión por la expulsión en la Recopa Sudamericana 2014) y Denis Stracqualursi por lesión.

Lanús, campeón de la edición 2013 de la Copa Sudamericana, visitará a Belgrano el jueves desde las 21.15 en el estadio Mario Alberto Kempes por la ida y por la revancha lo recibirá el 17 de septiembre.

- Telám

image

En la Ciudad y el Conurbano existen siete instituciones que trabajan con hombres que ejercieron violencia contra las mujeres. Un universo pequeño si se tiene en cuenta que sólo la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte recibe 12.000 denuncias por año. En los grupos, los especialistas intentan desactivar los mecanismos del enojo, de la agresión seguida por el arrepentimiento y de la desigualdad de género en su aspecto más feroz. El cronista Salvador Marinaro y la doctora en políticas sociales Claudia Hasanbegovic se metieron en las terapias que luchan contra el machismo como única opción y analizan el sistema estatal que debe prevenir las situaciones de violencia.

Con las manos en los bolsillos de un camperón inflable, Charly busca una saliente que lo resguarde de una lluvia indecisa, molesta, que deja manchones grises en el pavimento. En el mismo alero, a metros de la puerta del consultorio, también espera José. Charly saca un cigarrillo, pide fuego, da una seca larga, placentera, gira la cara y tira el humo hacia la calle. El taxi que pasa salpica sus pantalones, ya mojados.

—¿Cómo llegaste a la terapia? —le pregunta a José y le ofrece un cigarrillo.

—No sé —esquiva la cara y mira a la calle— por una denuncia de mi tío.

—¿De tu tío?

—Sí, de mi tío….

Sin dejar de mirarlo, Charly sacude la pierna.

—Le dijo a la Policía que yo le pegaba a mi mujer.

***

En Buenos Aires y en el Conurbano existen siete centros que atienden a hombres que ejercieron violencia de género. Se los llaman Grupos de Recuperación o Rehabilitación para Varones Violentos y son coordinados por psicólogos o trabajadores sociales. Hay grupos interdisciplinarios, que involucran antropólogos y sociólogos. Son pocos los hombres que llegan hasta ahí solos: la mayoría lo hace por orden judicial, como parte de la suspensión del juicio a pruebas -el mecanismo conocido como probation y que suele dar en casos con penas menores a tres años a cambio de la reparación del daño causado.

El Centro Aberastury, en el barrio del Once, es uno de ellos; mantiene el Programa para Hombres Violentos que depende del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Las reuniones son a partir de las seis de la tarde. Las ventanas de los consultorios, con las persianas bajas, filtran apenas un renglón de luz natural y el ruido de la calle. “Las dejamos cerradas porque el barrio se pone peligroso de noche”, explica la terapeuta Liliana Migrini.

Las flores recortadas de cartón le dan al pasillo un aire infantil. Contrastan con las fotografías de mujeres golpeadas y recortes de diarios con noticias sobre jugadores de fútbol y famosos que golpearon a sus mujeres. José atraviesa el pasillo, entra a la oficina y se sienta en la silla más alejada del consultorio. Empezó en el programa luego de que su ex pareja lo denunciara por violencia y hostigamiento. Forma parte del 90% de los asistentes del Centro Aberastury que llegaron por orden judicial. Cruza los brazos y estira las piernas. Con la actitud de un niño castigado.

—Conocí a mi chica en el taller de costura donde trabajábamos. Todo era bonito entre nosotros —explica con acento extranjero—. Yo me sentía de ella.

No sólo trabajaban en el mismo taller, también vivían en el mismo barrio y tenían los mismos amigos. José cuenta que por eso podía saber con quién andaba y qué hacía. Los posesivos se filtran a través de su voz monocorde. José pronuncia “mi chica” tantas veces como el verbo “tocar”. “Nunca la llegué a tocar”. “Juro que no le toqué un pelo”. Asegura que antes de conocerla tampoco había tenido problemas ni con la Justicia ni con la Policía. Insiste en que mientras trabajaban en el mismo taller “él” era feliz. Hasta que un día ella cambió de trabajo: nuevos amigos, nuevos conocidos. De repente, ya no podía saber con quién estaba, cuenta.

—Mis amigos me decían: “José, tu chica está con otro”; “José, tu chica está con un tipo bien chévere”. Yo tenía mis dudas pero siempre lo negaba.

Se separaron; él viajó por varios meses y no quiso llamarla (“Para mí, pensaba que yo tenía otra familia”). Finalmente, José volvió al mismo barrio, a unos cuantos metros de la casa de ella. Una tarde salió a tirar la basura y atravesó el camino de tierra que los separaba. Se vio reflejado en una ventana cerca de la casa de “su” chica. Llegó hasta la puerta y la empujó un poco, a través de la rendija vio a otro hombre sentado en el comedor. Entró.

—¿A qué viniste? ¿Qué hacés acá?— le gritó ella desde la habitación al verlo.

De un salto, el otro hombre se puso de pie. Se balanceaba como un boxeador.

—¿Este es tu amigo? ¿Por qué no me lo presentás si es tu amigo?— desafío José.

hombres_golpeadores_1_dcha

El hombre lo insultó; José le pegó una trompada y se tiró sobre él. La mujer intentó separarlos, el otro le calzó un golpe en la cara. Después todo fue confusión, dice. Terminó en el hospital con una hemorragia y una denuncia por violencia en la comisaría.

Esa fue la escena que, según él, lo llevó al programa para hombres violentos. En la denuncia tipeada hay otra historia: una de insultos y hostigamiento.

—Yo nunca la toqué –insiste-, pero el médico forense de la comisaría decía que ella tenía marcas, hematomas y cosas así.

—…

—Ésa fue la tercera vez que ella me denunció.

***

El relato se repite: los hombres cuentan cómo los golpeaban de chicos; dicen que sus padres también le pegaban a sus madres; que sus abuelos y sus tíos también fueron golpeadores. Como si las historias anteriores les permitieran entender sus experiencias y también fueran un modo disminuir la culpa.

Detrás de su escritorio, en el barrio de Tribunales, a Martín se lo ve en una fotografía de niño junto a su padre: sostiene una mojarrita con la mano izquierda y con la otra, una caña de pescar. En la pared, casi a la altura del escritorio, cuelga su título de contador, tiene 40 años y asiste a un grupo de hombres violentos que se reúne en el Microcentro porteño.

—Mi viejo era una persona muy contradictoria. Capaz de grandes gestos de amor y, al mismo tiempo, grandes gestos de desprecio. Daba propinas generosas, los mozos lo saludaban cuando entraba a un restaurante. Le gustaba citar a Neruda.

A él los versos de Neruda no le gustan, le recuerdan a los gritos e insultos de su padre. Quizás la violencia empezó con su padre o más atrás aún. Martín muestra una fotografía en blanco y negro: de su abuelo, un hombre alto, con los pómulos duros y la mandíbula recta. Jugaba al póquer y si perdía desataba su furia sobre su mujer y sus hijos.

La abuela de Martín se maquillaba todos los días; primero una base densa y después una sombra azul alrededor de los ojos. No quería que sus vecinos vieran los moretones . Después de diez años de matrimonio, un día aprovecho una de las salidas de su marido para escaparse con su hijo en un brazo y una pequeña valija en el otro. Era el año 1957 y no existía el divorcio ni tampoco había formas legales específicas para la protección de las mujeres golpeadas. Él la demandó por “abandono del hogar” y ella tuvo que entregar a su hijo: no volvió nunca más.

El padre de Martín pasó toda su infancia con aquel hombre maltratador. Por eso, él piensa que la violencia es un aprendizaje: “Un hombre le enseña a otro hombre a ser violento, es la cadena que los une”.

—Y de alguna manera, uno repite las historias.

***

El hombre de la campera de cuero toca el timbre. Dos timbrazos rápidos y fuertes. No está solo: su esposa está a su lado. La psicóloga Graciela Ferreira -directora de la Asociación para la Prevención de la Violencia Familiar- abre la puerta, el hombre de la campera de cuero pregunta si acá se reúne el grupo para varones.

—¿Varones….?

—Sí…varones violentos — dice bajando la voz.

Graciela Ferreira mira el reloj en su muñeca y le contesta que falta una hora para la reunión, que es demasiado temprano. Le indica un sillón de cuerina para que se siente y espere. El hombre entra. La mujer intenta seguirlo, pero Graciela la detiene con una frase seca e informativa:

—Los grupos de Asistencia a las Mujeres son en otro horario. Usted no puede acompañarlo..

El hombre de la campera de cuero se despide de su mujer, entra y se sienta, pone las manos en las rodillas (que mueve de un lado a otro), y mira al ambiente apenas iluminado con dos luces de cuarenta vatios.

En el consultorio de Graciela Ferreira las luces son todavía más tenues. Vuelve a sonar el timbre. Ella se excusa por la interrupción. “Es que aquí prevenimos los peores crímenes, así que está bueno que lleguen”. Esa frase la repetirá varias veces ante cada timbre, ante cada paciente.

Una vez a solas en la oficina cuenta que nunca sintió miedo frente a los hombres violentos que atiende. “En otras partes del mundo, estos equipos se reúnen con guardias de Seguridad, al fin y al cabo, trabajamos con población violenta. Y vos nos ves así, sin nada. Sólo nosotras”, dice y da la lista de su equipo: una antropóloga -que realiza las entrevistas-; dos consultantes psicológicas –o counselors, que son sus practicantes. Todas mujeres. Mantienen la asociación a través de una colaboración que piden a los varones.

hombres_golpeadores_2_izqda

—A las mujeres, no. Porque las mujeres no suelen manejar tanto dinero como los hombres- aclara. En este lugar se reúne también un grupo de asistencia a las víctimas, como en la mayoría de las organizaciones que trabajan con hombres violentos.

Graciela Ferreira empezó a trabajar en la asociación cuando llegó la democracia a principio de los años 80. En aquel momento se creía que los problemas de la pareja debían mantenerse a puertas cerradas, el Estado no debía intervenir. Fue un trabajo difícil, porque generaba un rechazo masivo.

—Se decía que este era un país familiero, que en todo caso, la violencia era una cosa de locos, pobres o borrachos.

Según ella, el rechazo persiste. Hay una constante legitimación de la violencia masculina (“los hombres hacemos amigos a los golpes”, “un chirlo bien dado a un niño no hace mal”) y la Justicia, de sesgo patriarcal, apenas interviene.

—Y esto nos lleva a un tema delicado: ¿Cuál es el perfil psicológico de los hombres y mujeres que imparten Justicia?, —se pregunta.

***

Al consultorio del licenciado Mario Payarola llegó una mujer que hacía terapia desde hacía diez años. Había pasado por distintos psicólogos y especialistas, pero nunca había trabajado su problema principal: siempre relataba las mismas escenas de violencia (la repetición y circularidad está en cada historia, quizás cuando algo empieza no se detiene). Payarola se dio cuenta de que el compañero de aquella mujer era un violento: un violento peligroso.

—Me preguntaba por qué frente a una mujer tan psicoanalizada nadie había atendido su relación con un psicópata. La violencia estaba naturalizada, a la vista.

A partir de esta experiencia, Payarola se interesó en la personalidad del hombre violento. Realizó el posgrado de Violencia Familiar de la Facultad de Psicología de la UBA y coordinó diversos grupos de victimarios en la zona de Vicente López, antes de partir con una beca a Canadá. En ese país observó el trabajo en conjunto entre los equipos de Re-educación, que son obligatorios, y la Justicia. A su regreso, poco a poco, se convirtió en uno de los referentes en el estudio de los hombres que ejercen violencia.

Sentado en un café del Centro porteño explica las particularidades del enfoque que utilizan estos equipos. Los términos teóricos son atemperados por una voz calma y analítica. A grandes rasgos, para Payarola, la violencia es una larga formación que convierte a un hombre y a una mujer en una víctima y en un victimario.

—La violencia es como un círculo— explica. Mantiene una estructura que se repite, cada vez con mayor fuerza: primero acumula tensión, después explota y por último, llega el arrepentimiento. Llaman a este período “luna de miel”. Por eso, porque en un momento del ciclo logran reconocer la violencia, estos grupos pueden ser efectivos.

Diversas investigaciones demuestran que tan sólo entre un 7% y un 16% de los hombres golpeadores representan un tipo de personalidad patológica: no se arrepienten y hasta reivindican la violencia que ejercieron a pesar de conocer que estaba mal o era un delito.

—Los hombres con patologías planifican e incluso sienten placer al ejercer violencia. Nosotros trabajamos con la otra población. Aquellos que llamamos violentos cíclicos.

Relata que el trabajo con estos hombre -llamados violentos cíclicos- surgió en los Estados Unidos, en los años 70 a partir del grupo Emerge, un colectivo de hombres simpatizantes del feminismo. Creían que la violencia masculina era una parte clave de las desigualdades de la sociedad y buscaban una respuesta frente a la extensión del maltrato y el asesinato de mujeres.

Payarola hace unos años fundó la Red de Estudios de Masculinidades (RETEM), que reúne a algunos de sus discípulos que trabajan en el Hospital Álvarez, el Hospital Julio Méndez, la dirección de la Mujer en la Matanza y el Grupo Buenos Ayres en Lomas de Zamora.

Estos equipos desarrollaron un modelo en común: series de entrevistas de admisión (“no se reciben psicópatas, agresores sexuales infantiles, hombres que hayan participado durante la represión en la última dictadura” dirán en el Hospital Julio Méndez) y grupos de 12 o 14 miembros y hasta una consulta ambulatoria (lo llaman “egreso”).

—Entonces, ¿los varones son recuperables?

—Esa es la pregunta del millón.

hombres_golpeadores_3_caja

***

Osvaldo era un nene cuando jugaba en la parte trasera de una casita de barrio en José C. Paz. Pateaba una pelota de trapos contra el frontón. No prestaba atención a lo que pasaba en la cocina hasta que empezaron los gritos. Sintió el estallido de un plato contra la pared. Miró por la ventana. Su padre, con la mano extendida, todavía temblaba; su madre tenía la cara roja y los pelos revueltos.

—Ya está —le gritó.

Osvaldo entro a la cocina, se interpuso entre los dos y se tapó la cara. Después el puño de su padre lo dejó en el piso a un costado de la heladera. Despertó en su cuarto varias horas más tarde con un dolor en la mandíbula.

Este fue el episodio de violencia que más repite Osvaldo. Recuerda las fechas exactas (día, mes, año) que le cambiaron la vida. Como la del 24 de octubre de 1988, cuando entró por los portones del Emporio del Chamamé en José C. Paz. Compró unas bebidas con uno de sus amigos del barrio. Osvaldo trabajaba como chapista y el otro, en una fábrica de muebles de la zona. Entró con valentía, adentro sonaba la música tropical que les gustaba. Dio unos pasos y vio a una mujer menuda, pequeña (“querible” dice), tenía el pelo negro y los ojos retintos. No La invitó a bailar un tema de Los Guaguancó: “Te lo tengo que decir/ te lo tengo que decir ahora/ te lo tengo que decir /porque ya mi corazón te adora”.

—Quien diría que después haría lo mismo que me hicieron a mí— dice al recordar aquel momento.

A las pocas semanas, ya presumía en el barrio que eran novios. A los dos años se fueron a vivir juntos a un chalecito que construyeron en José C. Paz. Tuvieron un hijo, después otros tres.

—Los quería una enormidad- dice.

Osvaldo fue copiando cada una de los actos de su padre que tanto daño le había hecho durante su niñez: durante el noviazgo le gritaba a su mujer. Antes del primer hijo, empezó a golpearla. 

—Decía que nunca iba hacer lo mismo, pero ¿viste cómo es la vida? Esto es automático. ¿Por qué una mujer soporta tantos años?—se pregunta poniendo la responsabilidad en ella.

El 28 de noviembre de 2004, día en que su mujer se fue de la casa, fue un domingo de una lentitud apabullante. Osvaldo esperaba que después de la golpiza, volviera como siempre y todo fuera igual: le pediría disculpas, le daría un lindo regalo, todo quedaría en el olvido.

Pero no volvió.

Osvaldo dice que en ese momento tocó fondo. Pasó varios meses sin comer nada, las lágrimas “caían solas”, la gente del barrio le preguntaba si estaba bien. Casi al pasar, cuenta, que su ex mujer lo denunció. Pero la denuncia fue desestimada.

En una nota de un diario descubrió los grupos de terapia que coordina el licenciado Raúl Mattiozzi. Decidió acercarse. Al principio, le costó decir todo lo que había hecho; pero después sintió que lo guardado empezaba a surgir a borbotones, no podía detenerlo.

Ahora vive en un local alquilado donde antes funcionaba una carnicería. En la parte de atrás hay una casa dividida en cuatro partes donde viven otros hombres divorciados. Le dicen “la soltería”. Osvaldo se mudó ahí cuando se separó y con ayuda de los amigos de la parroquia del barrio –es un hombre creyente- consiguió una mesa, un par de sillas y su cama. Hoy, intenta acercarse a sus hijos y llevarlos a terapia.

—Por favor, escribí esto: “Pido perdón a mis hijos, perdón a mi ex mujer y a todos los que he insultado. Quiero agradecer a los que me ayudaron a salir de todo esto, porque el perdón no es suficiente”.

***

En un departamento antiguo, de techos altos, ubicado en el Microcentro porteño, funciona la Asociación Pablo Besson. La decoración es prolija: pequeños recuerdos de viajes, fotografías de niños sonriendo; sobre el escritorio, apenas un par de lápices y folletos, no hay objetos pesados, ni engrapadoras. Los ventanales están cerrados y la luz tenue apenas tiñe de amarillo un cuadro de flores rojas. Aquí, la psicóloga social Malena Manzato trabajaba con las víctimas hasta que recibió a dos mujeres que habían sido golpeadas por el mismo varón.

—Me di cuenta de que había que trabajar con los hombres porque si no todo vuelve a empezar.

Cada terapeuta entrevistado enunció el mismo objetivo: proteger a la mujer, porque el hombre golpeador puede volver a conformar una pareja y tener hijos.

—Durante las primeras sesiones, los hombres intentan minimizar sus conductas. Dicen que también sus mujeres fueron violentas y que ellos no les pegaron…apenas un empujón- cuenta.

Para que los varones acepten las responsabilidades es necesario, entonces, un trabajo de varios meses. En ese momento, el uso de la fuerza física se reduce. Pero la violencia sexual y económica es más difícil de desandar, explica Manzato. “A los hombres, les cuesta más tiempo desprenderse del cuerpo de la mujer y del dinero; a veces depositar la plata de los alimentos a principios de mes es todo un acto de superación”. Para ella, socialmente el ejercicio de poder del varón está bien visto y el problema son estos vínculos basados en el poder, que tienen que ver con una sociedad machista y patriarcal.

hombres_golpeadores_4_dcha

En la asociación recibe hombres derivados de las parroquias y centros religiosos de la zona. “Ellos sostienen que ‘el hombre es padre de familia’; que ‘la autoridad es del hombre’, que ‘la mujer no puede negar el cuerpo al hombre’. Son todos recortes de la Biblia”, había declarado tiempo atrás Manzato en una entrevista para Página 12. Frente al grabador vuelve a insistir en esta línea argumental. Describe al patriarcado como una construcción social que da ventajas y poder a los hombres; pero también es nocivo para ellos porque les exige ser duros, fuertes y ocultar sus sentimientos hasta que ya no puedan más.

—Aquellos que hacen largos procesos logran salir. ¿Y sabés por qué? —pregunta apoyando el dedo índice sobre su escritorio. Detrás de ella, un cuadro de flores rojas que parecen a punto de marchitarse, da la sensación de pertenecer a otra época— Porque el hombre que ejerce la violencia tampoco es feliz….

***

La cicatriz de Gastón empieza a la altura de la muñeca y después zigzaguea hasta la mitad del antebrazo. Es profunda y brillante, se ven en ella las pequeñas marcas que alguna vez fueron los puntos que le hicieron de urgencia en el hospital. Gastón está sentado en un bodegón de Vicente López, estira su campera deportiva como si intentara esconder la cicatriz.

—¿Cómo te la hiciste?

—¿Viste el cuchillo Tramontina?

En un ataque de celos, tomó el cuchillo de la mesa, en la que estaba por cenar junto a su pareja y le juró que iba a suicidarse. Desconfianza, sospechas, amenazas que se habían vuelto un rito cotidiano. Su pareja no le contestó. Él se clavó el cuchillo y sintió como si no fuera su cuerpo: vio la sangre que emergía desde la muñeca y avanzaba hasta el codo. No sentía dolor ni miedo, sino un placer mínimo al ver sufrir a su pareja.

Cuando la adrenalina se disipó y sintió la posibilidad de la muerte, salieron desesperados para buscar un taxi. Llegaron a la sala de urgencias mientras Gastón presionaba su herida con un trapo que se tiñó de rojo. En el hospital, le hicieron varios puntos: por suerte el cuchillo Tramontina no había tocado ninguna vena.

Mientras narra su historia, Gastón hace un nudo perfecto con los fideos que sirven en este bodegón. Entre bocado y bocado, cuenta que un amigo que iba hace mucho tiempo a un grupo en zona Norte se enteró de lo que había sucedió y decidió llevarlo. Desde aquel tiempo usa una técnica que le sugirieron los terapeutas: escribe cartas. A sus padres, a sus jefes, a su propia pareja. En ellas detalla qué lo enoja.

—En lugar de desahogarme con las personas, me desahogo así.

Cada tanto mira al televisor en la parte trasera del salón. La noticia es que una modelo hizo topless en el verano caribeño. En Buenos Aires, llovizna y sopla un viento frío. Antes de irse, Gastón se abrocha la campera y dice que quiere agregar algo, mirando hacia la calle donde tiene que tomar el colectivo.

—En realidad –suspira-. El amigo que me llevó… también es mi pareja.

Para ir al grupo se turnan: un martes cada uno porque no existen grupos de ayuda a las víctimas de violencia de género que reciban a otros hombres aunque sean homosexuales y víctimas del patriarcado. “Vamos al mismo grupo” y aclara enseguida: “Pero yo soy el violento. No él”.

***

Cuando se enoja, a Martín se le achican los ojos, se le desencaja la mirada. Una sensación tibia sube desde la boca del estómago, como una brea hasta la garganta, y la oprime. Siente un dolor punzante en la boca del estómago. Cada dedo se va tensando y cierra el puño, limpio como una piedra. Las luces se vuelven una neblina blanca y después viene la explosión.

Algunos especialistas creen que los hombres que ejercieron violencia de género deben reconocer la presencia física de la ira. Aprender a detenerla cuando la vista se achica y empieza a chispear la tensión. Otros piensan que hay que aprender a ser otros hombres: más sensibles, más abiertos, que no usen la violencia como un elemento de poder y dominación.

***

Quizás haya un patrón en los lugares de reunión: luces tenues, un aire a desodorante de ambiente y prolijidad médica, salas de consultorio pintadas de un blanco que se han vuelto opaco con los años, edificios de aspecto antiguo…. Todas estas condiciones las reúne el consultorio de Beatriz T. Allí se encuentran un contador, de pequeña estatura; un ingeniero con zapatillas deportivas; dos artistas que bordean los cuarenta años. Hombres de todas las edades y estaturas: también hay cuatro sillas vacías.

— El público es tan heterogéneo como la sociedad— dice Beatriz.

Entra un hombre mayor vestido con un traje, sin corbata. Menciona que la sesión anterior sirvió para hacerlo pensar sobre su personalidad. Después habla Mariano, el ingeniero; cuenta que no tuvo un buen fin de semana: discutió a toda hora con su pareja y estuvo muy cerca de “caer en lo mismo de siempre”. Lleva un cuaderno y escribe mientras los otros hablan.

Un joven de treinta años comparte unos caramelos de menta y pide la palabra:

—Está semana me di cuenta de todo lo que perdí.

—¿Qué cosa?— pregunta la terapeuta.

—No sé. Hasta el perro me tiene miedo en casa.

Después, la terapeuta pregunta si alguien escribió las cartas que había recomendado. Un hombre levanta la mano.

—Todo eso de las cartas, me parece un poco ridículo — interrumpe el contador—, ¿qué tienen que ver mis padres, mi madre en todo esto?— pregunta y busca con los ojos el apoyo de sus compañeros.

—Usted descalifique la terapia… Y fíjese dónde llegó el otro día con el colectivero— dice la terapeuta.

—El estallido es mío… Todo eso del espejo, el diario, las cartas —hace un gesto con la mano. El resto de los asistentes lo mira. Por un momento parece que se van a desbandar— me da vergüenza.

—Y sigue —la terapeuta niega con la cabeza.

—Convengamos que hay un poco de placer también en el estallido, como el otro día con el colectivero….Yo fui educado así.

Mariano, el ingeniero, levanta los ojos de su cuaderno:

—Y mirá donde terminaste.

***

—Nos faltan estadísticas y relevamientos sobre el funcionamiento de los equipos para evaluarlo.

Natalia Gherardi está sentada en la sala de reuniones del Equipo Latinoamericano de Justicia y Género. Sobre su escritorio hay un libro sobre las sentencias a los violadores y abusadores sexuales. “Tengo que hacer una reseña”, dirá más tarde.

—Entiendo que hay un argumento en contra de estos equipos, un argumento pragmático esgrimido por algunas feministas: ¿Por qué el Estado debe invertir en los golpeadores si faltan recursos para las víctimas? —dice y recuerda el debate público en España donde estos equipos son obligatorios para la Justicia. Allí también desde algunos sectores del feminismo se han planteado que los grupos de trabajo para golpeadores son una pérdida de recursos estatales que deberían destinar a las víctimas.

hombres_golpeadores_5_izqda

—Falta mucho trabajo con la asistencia a las mujeres, imagináte cuánto faltará con los hombres.

El riesgo central lo advirtió la investigadora española Elena Larrauri cuando afirmó que, en algunos casos, estos grupos podrían incentivar a una mala interpretación. “Las mujeres podrían bajar la guardia y mantenerse al lado de un golpeador, porque asisten a la terapia”, es el argumento en esta línea interpretativa.

—Debería haber un debate público sobre las herramientas judiciales para la protección de las mujeres –aporta Gherardi-. Muchas de ellas se acercan porque piensan que si lo dice un juez, su esposo va a dejar de golpearlas. Piensan que si a lo mejor lo dice otro hombre….

***

—¿Los hombres que ejercieron violencia son recuperables?

—¿Es una pregunta que me hacés a mí o te la estás haciendo a vos mismo? —dice Romina Pzellinsky, la directora del Equipo de Violencia de Género del Ministerio Público Fiscal de la Nación.

En su oficina casi todas son mujeres. Su objetivo es la asistencia a los juzgados donde se tramitan los casos de maltratos, golpes a la mujer y femicidios.

Pzellinsky dice que al no haber fiscales especializados, los que atienden a las víctimas son los mismos que mañana trabajarán con “robos, estafas, etcétera”.

Con un pequeño ejemplo señala la intrincada trama judicial: Mariela es una mujer golpeada que se acercó a la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) de la Corte –en diagonal al Palacio Judicial– un pequeño despacho, colmado por mujeres de todas las edades, algunas con bebes en brazos. La Oficina recibe las denuncias por violencia de género y provee asistencia legal y psicológica a las mujeres. Allí se la escucha y se evalúa el riesgo según la intensidad de las agresiones, frecuencia y presencia de armas: bajo, medio, alto o altísimo.

Si Mariela recibió amenazas (“Te voy a matar”) pasa a la Justicia Penal de la Ciudad; si recibió amenazas coactivas (“Te voy a matar si no me dejás ver a los hijos”) pasa al Fuero Penal de la Nación. Si no hubo amenazas o lesiones, el caso se tramitará en los fueros civiles.

—El problema que tenemos en torno a la violencia de género es la superposición de fueros. Hay causas que se tramitan en varios juzgados al mismo tiempo. A lo mejor, la mujer vuelve a hacer una denuncia a la semana siguiente y se tramita en otro juzgado. Entre otras cosas, buscamos que se unifiquen y provean soluciones con urgencia. Porque los tiempos judiciales son distintos a los de una mujer. Más aún si convive con el agresor.

Cuenta que una mujer hizo la denuncia en la OVD y cuando llegó a tramitarse el juicio, no sólo había transitado un embarazo sino también tuvo un hijo con el golpeador.

—¿Y son funcionales estos grupos para la Justicia?

—Todavía no hubo una aplicación generalizada. Apenas son unos pocos-.

Con un pequeño cálculo se llega a la misma conclusión. Hay tres equipos que dependen del Estado y otros cuatro que son organizaciones sin fines de lucro: siete frente a los 12.000 casos que llegan a la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte. Pzellinsky medita unos segundos.

—Y tampoco son obligatorios.

***

—Te voy a decir qué significa que un hombre venga voluntariamente: su mujer hizo las valijas y está a punto de irse. Que se acerquen por el reconocimiento de su violencia es una utopía.

Sebastián Kikuchi coordina uno de los equipos de trabajo con hombres violentos de la Municipalidad de la Matanza. Es uno de los pocos hombres que está a cargo de uno de estos equipos. Eso le da una ventaja: un varón puede mostrar a otros nuevos roles, nuevos camaraderías y maneras de ser hombre sin recurrir a la violencia y el poder. La llama “nuevas masculinidades”.

—Alguna vez,  ¿te sentiste identificado con ellos?

—¿Con los hombres?… Yo siempre pienso que me podría pasar a mí. Soy padre de una hija, estoy esperando a otra, si hubiera vivido las circunstancias de ellos me podría haber pasado. ¿Por qué no? Depende de una cultura, un mandato que continuamente está bajando línea. Hasta que no cambie esta cultura, cualquier hombre puede ser un golpeador. Medita un segundo mientras acomoda sus anteojos. “Cualquiera podría serlo en aquellas circunstancias” y repite: “Cualquiera”.

Dónde pedir ayuda

***Al número gratuito 144 las 24 horas durante todos los días.

***Al 0800-66-MUJER (68537)

***En la Oficina de Violencia Doméstica, que funciona las 24 horas en Lavalle 1250, CABA.

- Fuente: Revista Anfibia

El biólogo publica una guía para conocer el potencial de nuestra mente y asegura que lo que pensamos transforma nuestro cerebro

Vida | 29/06/2015 - 00:15h

Estanislao Bachrach:

El biólogo Estanislao Bachrach cree en la neuroplasticidad a cualquier edad Ingenio

No podemos controlar nuestro cerebro pero sí gobernarlo un poco más. Bajo esta premisa el biólogo Estanislao Bachrach (Buenos Aires, 1971) publica En Cambio (Conecta) una guía para aprender a modificar el cerebro y sacarlo de la rutina y del automatismo. Bachcrach, que es doctor en Biología Molecular y fue investigador durante un lustro en la Universidad de Harvard, defiende la neuroplasticidad cerebral a cualquier edad y señala que el primer paso para intentar cambiar lo que no nos gusta es el autoconocimiento.

- ¿Podemos cambiar todo lo que nos propongamos de nuestro cerebro?
Todo probablemente no, pero sí mucho más de lo que se creía. Desde una mirada científica, durante muchos años se habló del cerebro como un órgano fijo pero cada vez hay más experiencias que muestran que sigue siendo muy plástico incluso a los 80 o 90 años.

- ¿Cómo funciona este proceso de aprender a cambiar?
El cerebro no reconoce realidad o fantasía, reconoce tus creencias, así que lo primero es creer que lo puedes hacer. Y creer implica entender lo que va a suceder luego: trabajo, disciplina, compromiso, tiempo… Para la neurociencia cambiar es sinónimo de aprender, lo que pasa es que de adultos queremos dominar, no aprender de nuevo. Y antes de ponerte a cambiar, tienes que conocerte a ti mismo bastante para saber si quieres mover algo de tu vida.

- ¿Por qué cuesta tanto cambiar?
Primero porque uno cree que no puede. Y después cuesta porque tiene que ver con un aprendizaje que comportará fracaso en el camino. Y fundamentalmente porque en el proceso de cambio hay dolor y no nos gusta el dolor. La gente tiene que entender que el cambio es un proceso, es un camino. Pero en el proceso, que puede ser de un día, un año, diez años o toda tu vida, hay dolor.

-…
Y a mayor autocrítica, menos cambio en la vida. Eso no quiere decir que no seamos críticos con nosotros, pero a menudo exageramos. En biología decimos que si vas a cambiar, vas a equivocarte y si vas a aprender algo nuevo, vas a fallar.

- ¿Es el miedo uno de los aspectos que favorecen el ‘no-cambio’?
Sí. No querer fracasar, no querer pasarlo mal, no quedar en ridículo… el cambio es un trabajo personal y si estás pendiente de la mirada del otro, no lo vas a hacer. Lo que pasa es que la sociedad vende el cambio como algo fantástico y el cerebro dice “¡No es fantástico! ¡Lo estoy pasando mal!”.

- ¿El cerebro está más preparado para el ‘no cambio?
Está programado para no cambiar, pero tiene una capacidad de cambio que nosotros no usamos. Y eso es tremendamente importante para cualquier edad. El cerebro busca la rutina y el automatismo para no correr riesgos porque hace 100.000 años un cerebro así era eficiente. Pero hoy no. Hoy ya no hay tigres en la calle.

- Bueno… el otro día había uno en Tiflis.
Justo (risas). Tenemos un cerebro que es absolutamente cavernícola en una sociedad y con una mente muy moderna. Y esto muchas veces no es compatible. Estamos manejados por nuestro cerebro y la invitación del libro es que uses más tus pensamientos, tus emociones. Que puedas dirigir un poco más tu vida en lugar de que el cerebro te la dirija a ti.

- ¿Cómo empezamos?
Leyendo el libro (risas). El cerebro odia que pienses por si piensas algo diferente o supone riesgos. Así que este proceso empieza con una palabra que no me gusta mucho pero que es real: el autoconocimiento. Tienes que conocerte y saber qué quieres cambiar.

- Y una vez que sabemos que queremos cambiar…
Ahora no hay dudas científicas de que el cerebro funciona absolutamente diferente bajo el deseo y el querer que bajo el deber. Matemáticamente: si uno quiere, el cerebro te presta las neuronas, pero si uno ‘debe’ el cerebro se asusta y te da una o dos. Cuando el cambio es realmente querido por uno y no por tu jefe o por tu marido, el cerebro funciona mucho mejor porque es muy egoísta. Trabaja mucho mejor con todo lo que tenga que ver con él y su beneficio que si trabaja por los demás.

- Habla de que tenemos 0,5 segundos para el cambio. Explíquese.
Todas las acciones involuntarias cotidianas las hace el cerebro. Lo que mide la ciencia es: desde que parte la señal hasta que haces la acción pasan 0,5 segundos. Cuando uno hace un trabajo de introspección puede reconocer un montón de señales que el cerebro le está dando 0,3 segundos antes de que suceda. Y los 0,2 segundos restantes son el momento que tienes para detener esa acción que pensadamente no quieres hacer. Es el espacio que queda entre la conciencia de que lo estás por hacer y la acción que se realizó. Y esto es entrenable.

- ¿Cómo reconocemos esas señales?
Primero tienes que decidir qué hábito que no te hace bien quieres empezar a entrenar para darte cuenta 0,3 segundos antes de que lo hagas y para tener 0,2 segundos para detenerlo.

-…
Es imposible hacerlo con todas las cosas de tu vida. Hay que escoger uno. El más clásico es fumar. Cuando reconoces lo que quieres cambiar, después hay un trabajo muy intenso por hacer. La gente fracasa porque lo quiere hacer sin dedicarse un minuto a conocerse. A veces solo con cambiar una cosa es suficiente. Eso va a generar mucho más bienestar y mucha más tranquilidad… y la gente se siente más segura de si misma y mejor.

- La sensación es que estamos en manos de nuestro cerebro.
Pero es una sensación, no es real. No podemos controlar a nuestro cerebro, pero sí gobernarlo un poco mejor: puedas tomar alguna decisión, darte cuenta de qué es lo que quieres cambiar a nivel de emociones, pensamientos y comportamientos. Se puede.

- Dice que el cerebro es el órgano más tóxico.
Es pura química. Las arterias transportan el oxígeno y el alimento y las venas eliminan la toxicidad. Cuando uno está dos minutos sin oxígeno en el cerebro, la muerte cerebral es por acumulación de toxinas. Así que es un órgano muy tóxico que debe estar bien oxigenado. Y la gente no sabe que el oxígeno además de alimentar a las células promueve la fabricación instantánea de venas y arterias. Cuando uno respira profundo, la red capilar (venas y arterias) crece y hay más neuronas limpias. Y neuronas limpias es igual a claridad mental, pensar mejor y más tranquilo. Respirar profundo tiene beneficios inmediatos en ocho o nueve segundos. Y si está más limpio, piensas mejor.

- ¿Qué diferencia hay entre el cerebro y la mente?
El cerebro es el órgano, con sus neuronas y sus cables, y la mente son tus pensamientos y tus emociones. La mente depende del cerebro, piensas y sientes porque tienes neuronas. Pero el cerebro también es impactado por la mente. La calidad y el contenido de lo que piensas modifican geográfica y físicamente tu cerebro. Si piensas todo el tiempo en negativo, en 10 años tu cerebro va a tener avenidas y autopistas cada vez más negativas. Y se van retroalimentando. Y no hay que quitarle importancia: si sigues siendo pesimista, en 10 años va a ser mucho peor. Lo que piensas transforma tu cerebro.

- ¿Estoy a tiempo de cambiar esto?
¡Esa es una frase autolimitante! Es reversible. Desde luego no es magia y este cambio no va a suceder de golpe y un día te vas a despertar y se terminó el pesimismo. Hay que dedicar tiempo, compromiso y disciplina a cambiar eso. Se llaman pensamientos negativos. En algún momento se hizo un hábito en tu vida y ahora lo tienes incorporado y es automático.

-…
Estamos a tiempo de dar marcha atrás por la plasticidad del cerebro. Pero cuantos más años de pesimismo, más trabajo tienes.

- Dice que debemos hablar más con nuestro cerebro ¿Qué le tenemos que explicar?
El cerebro trata de que no pienses, que no hagas nada nuevo y de que no cambies porque si así estás bien no le importa si eres feliz. Al cerebro no le importa si te peleas con tu marido, si tienes un sueldo bajo o si eres bajita. A él lo único que le importa es que sobrevivas. Y si hasta hoy estás viva el cerebro dice “Repitamos todo, que todo el día de hoy sea idéntico al de ayer”. Hablarle a tu cerebro sería pensar “esto me funcionó ayer, hoy quiero hacerlo diferente”: quiero estudiar otra cosa, quiero tener otra relación… Si no te detienes a hablarle, a hacer la pausa, a ver dónde estás hoy y qué quieres para mañana el cerebro no lo va a hacer nunca.

Fuente: http://www.lavanguardia.com/vida/20150629/54432540953/estanislao-bachrach-al-cerebro-feliz.html#ixzz3janwuOIB

El Granate se impuso 2-0 con dos muy lindas definiciones de Román Martínez, a los 29' del primer tiempo, y de Gonzalo Castellani, a los 7' de la segunda etapa. Lanús se clasificó a los cuartos de final, mientras que al Rojo se le cortó una racha de seis victorias consecutivas.

Con dos golazos, Lanús eliminó a Independiente de la Copa Argentina

Crédito: NA

 

A Barros Schelotto le salió lo que pensó. A Pellegrino le salió todo al revés. Lanús le dio una cachetada estratégica a Independiente y, de esa manera, le frenó su marcha triunfal, le ganó 2 a 0 y lo eliminó de la Copa Argentina. Así, el Granate se clasificó por primera vez a los cuartos de final del torneo, etapa en la que deberá enfrentar al ganador de la llave entre Vélez y Gimnasia y Esgrima La Plata.

Y Lanús llega a esta instancia con la autoridad que le entrega una victoria pensada, elaborada en los ensayos y ejecutada con precisión sobre el césped del estadio Ciudad de La Plata. Desde que empezó a rodar la pelota quedó en claro que el equipo de los mellizos sabía muy bien qué quería hacer. Armó el medio con cuatro volantes de buen pie asignados a la tarea de un gran sacrificio; la idea era asfixiar el ya conocido libreto de Independiente de tratar de controlar la pelota y avanzar desde su distribución precisa y vertiginosa.

En cambio, los planes de Independiente no tuvieron en cuenta qué iba a hacer el rival; Pellegrino se preocupó más por lo que venía haciendo mal su equipo y resolvió sumar marca en el medio (adentro Ortiz) y resignar desequilibrio (afuera Pisano). Lo pagó caro. Porque volvió a controlar la pelota, es cierto, pero esta vez ante un rival agazapado para lastimar ni bien encontrara la primera grieta.

En Independiente manejó el balón pero de manera inofensiva; fue media hora de domino intrascendente, sin llegar a inquietar a un Lanús que, hasta allí, cumplía al pie de la letra con su primer objetivo: no ofrecer ventajas.

Hasta que sobre los 34 minutos el panorama se modificó. Araujo se adelantó por primera vez en terreno adversario y mandó un pase a modo de centro corto que controló Román Martínez con un movimiento magnífico que le permitió, al mismo tiempo, quedar perfilado sin marca para meter un remate suave y cruzado que se clavó contra un palo.

Entonces empezó otro partido. Igual, Independiente tardó en reaccionar. Tanto, que para cuando activó su rebeldía, ya estaba dos goles abajo. En el entretiempo Pellegrino eligió mandar a Pisano en lugar de Méndez; pero cuando el Rojo apenas estaba planeando su nueva estrategia, Martínez mandó un centro desde la derecha, Acosta dominó y, con un taco, lo dejó a Castellani de frente al arco para que acariciara la pelota contra un palo.

Quedaban treinta y cinco minutos por delante, pero Independiente, que hasta allí no había tenido un plan de vuelo, a partir de ahora fue un manojo de intenciones chocando contra la solidez defensiva de un rival que sonreía con la satisfacción del deber cumplido.

Cuando escuchamos o leemos sobre algunos libros que fueron prohibidos, es común ver aquellos títulos de novelas que fueron escritas hace más de 50 años o incluso 30, pero aun en pleno siglo XXI es posible encontrar algunos textos que no pueden leerse en ciertos países.

Quizá para muchos El código Da Vinci sea un libro más, uno de los tantos que hablan sobre ciertos temas de la Iglesia. Tal vez hayas leído el libro e incluso visto la película, pero hay países en los que las letras del libro escrito por Dan Brown están vetadas. Lo mismo sucede con el mago más famoso que Rowling diera vida a través de las páginas hace más de 15 años; esta serie de siete ejemplares ha sido prohibida también en algunos colegios. Las prohibiciones de libros se deben a distintas razones, mismas que pueden ser políticas, sociales y religiosas.

Aquí te decimos algunos de los libros que a la fecha están prohibidos en distintos países del mundo.


Mi lucha,
Adolf Hitler
libro adolf hitler

En alemán Mein Kampf es un libro escrito por Adolf Hitler. En éste habla de algunos aspectos autobiográficos, además de que expone la ideología política del nacionalismo. El libro fue publicado el 18 de julio de 19125, y habla sobre las ideas que el régimen alemán debería seguir. Fue cuando Hitler subió al poder en 1933, que las ventas del libro se dispararon, siendo el más vendido durante el Nazismo, sólo por detrás de la Biblia.
Actualmente son varios los países que castigan con multas o incluso algunos meses de cárcel a aquellos que impriman el libro. En Alemania, desde el fin de la Segunda Guerra Mundial hasta abril de 2015 la publicación estuvo prohibida por el Gobierno Federal. A pesar de que se podía comprar por Internet, muchas denuncias al respecto fueron la causa de que se interrumpiera su venta. En los Países Bajos es ilegal vender el libro, incluso si se trata de un ejemplar viejo, pues implica odio racial. Sin embargo, tenerlo o prestarlo no es ningún delito.


Los versos satánicos
, Salman Rushdie
versos satanicos

Esta novela escrita por el indio nacionalizado británico Salman Rushdie, se publicó por primera vez en 1988. La novela ha sido muy polémica, sobre todo en Medio Oriente, pues va en contra del Corán. El libro narra la historia de dos actores indios, quienes caen en avión luego de un atentado; milagrosamente se salvan al caer en las costas inglesas, y ahora están transformados en el arcángel Gabril y Shaitán (genio árabe). Esta novela ha sido prohibida en más de 10 países, entre ellos India, que lo vetó antes de que se publicara. En los países musulmanes se quemó el libro como muestra de rechazo, y en Inglaterra y Estados Unidos las protestas y disturbios no se hicieron esperar.

En 1989, el ayatolá Jomeini proclamó una fatwa (pronunciamiento legal en el Islam) en la que cualquier persona relacionada con la publicación sería ejecutada. Traductores y editores fueron atacados luego de la publicación del libro en otros países; ocasionando la muerte del traductor responsable de la edición japonesa. La fatwa sigue vigente, y la recompensa alcanza los 2,8 millones de dólares, pues Rushdie blasfemó contra el Islam. Desde 1989, está prohibido en Egipto, Indonesia, Kenia, Pakistán, Senegal, Somalia, Tailandia, Singapur, Venezuela, Malasia, entre otros.


Persépolis,
Marjane Satrapi
persepolis

Persépolis es una novela gráfica publicada por primera vez en 2000. Con ilustraciones y a manera de autobiografía, Marjane Satrapi habla de las etapas que marcaron su vida: desde la niñez en Teheran durante la Revolución islámica hasta su vida adulta en Europa. Persépolis recibió muy buenas críticas en Occidente, sin embargo no fue lo mismo en Oriente. Persépolis está prohibido por la legislación iraní, por ello si viajas allá es mejor que no lo lleves.


El código Da Vinci, Dan Brown
el codigo da vinci

La novela escrita por Dan Brown publicada en 2003, combina distintos aspectos del cristianismo y otros tantos de ficción. El Santo Grial, la relación entre María Magdalena y Jesucristo, así como el simbolismo hacen de esta novela de suspenso una muy controvertida. En la novela, el Opus Dei es parte de una conspiración que busca tapar la realidad sobre la vida de Jesucristo, supuesto esposo de María Magdalena, quienes llegaron a formar una familia y cuyos descendientes se localizan en Francia. La novela ha sido también criticada pues hay ciertos aspectos que se alejan de la realidad, además de datos inciertos sobre historia y arquitectura. La Iglesia Católica también hizo fuertes críticas sobre el libro escrito por Brown. La novela está prohibida en Líbano por los aspectos religiosos de los que habla y porque es ofensivo para el cristianismo.


American Psycho, Bret Easton Ellis
american pshycho

La novela publicada en 1991, habla sobre la vida de un asesino en Manhattan a finales de los años 80. Escrita desde el punto de vista de un psicópata, las obsesiones y fantasías del asesino se vuelven más personales. Su fascinación son las prostitutas, a las que disfruta matar. Los crímenes se describen a lo largo de las páginas del libro. En Queensland, Australia se prohibió su venta por el fuerte contenido, aunque sí se pueden encontrar algunos ejemplares.


Rebelión en la granja
, George Orwell
rebelion en la granja

Animal Farm en inglés, es una novela satírica que se publicó por primera vez en 1945. Esta obra habla sobre el régimen soviético de Stalin y el socialismo. Un grupo de animales de una granja hace a un lado a los humanos para crear un sistema de gobierno propio, uno que termina por convertirse en tirano. La novela es un claro análisis sobre la corrupción que el poder puede generar. Se ha dicho que el libro está prohibido en Cuba por las criticas al comunismo, sin embargo si lo portas en la aduana no hay un castigo como tal. Simplemente no puede venderse en el país caribeño. El libro de Orwell también está prohibido en Kenia, desde 1991 el país africano negó su lectura porque habla sobre líderes corruptos. También ha sido censurado en China desde su publicación, en Rusia desde hace más de 30 años y en los Emiratos Árabes desde 2002 por contener imágenes y textos que van en contra de los valores islámicos.


Harry Potter,
J.K. Rowling
harry potter1

Los libros del mago del relámpago en la frente y de la escuela de brujería y hechicería es una de las sagas más vendidas de los últimos tiempos. Luego de que Warner Bros. obtuvo los derechos para realizar las cintas, el éxito de los libros también se disparó. Amado por muchos jóvenes y adultos, estos libros que narran la historia de un mago que sobrevivió uno de los ataques más fuertes del mago más temido han sido prohibidos en algunas escuelas. Ejemplo de ello es el St. Mary´s Island Church of England, colegio cristiano del Reino Unido que prohibió su lectura por los valores alejados del cristianismo. Además hay muchos padres de familia, también en Estados Unidos, que han intentado prohibir los libros de la saga por ser violento y alejarse de los valores familiares.


Twilight
, Stephanie Meyer
twilight

El libro sobre la historia de amor entre un vampiro y una mujer ha sido uno de los más leídos por los jóvenes en los últimos años. El éxito de estos se debe en gran parte a las adaptaciones cinematográficas; mismas que incrementaron el número de lectores y por lo tanto de ventas de la saga escrita por Meyer. A pesar del éxito, el libro fue prohibido en algunas escuelas de distintas partes del mundo. Un ejemplo de ello son algunas primarias en Australia que prohibieron su lectura.

- Fuente: http://culturacolectiva.com/libros-que-estan-prohibidos-en-la-actualidad/

Muchos cometemos este desafortunado vicio. Ya sea por la costumbre o por la práctica, nos es imposible dejarlo, tomándolo inconscientemente como un hábito. Habrán habido muchas veces que salimos con nuestros amigos, familias, o conocidos a algún lugar, a cenar, al cine o a tomar un café, y que de forma incómoda, miramos a nuestro alrededor para ver como invade todas las escenas un tercero, una manzana de la discordia: el celular o teléfono móvil.

A qué viene esto, se preguntarán. Pues este aparato electrónico es el distractor de muchas cosas en cuanto a la convivencia de nosotros las personas. Muchas veces observo cuando salgo que tanto amistades mías, como otras personas cometen el conocido como “phubbing”.

El “phubbing” es la acción de utilizar el teléfono cuando una persona te está hablando o requiriendo tu atención; es decir, las personas anteponemos el teléfono a de la persona. Es desviar tu atención en una persona para dirigirla a tu teléfono. El sitio oficial del movimiento anti Phubbing lo define como: El acto de dar la espalda, desairar a alguien en un entorno social por mirar tu teléfono celular en lugar de centrar tu atención en ella.

El “phubbing” es una falta de respeto desde mi punto de vista. No descarto que lo he hecho alguna vez, sobretodo sí la otra persona me está haciendo lo mismo, pero lo evito a toda costa, porque para mí las interacciones personales son más importantes que el celular, además sí deseaba salir con una persona, ¿por qué he de interponer este dispositivo en mi conversación y convivencia. Es por ello que esta falta de respeto hacia los otros debe de ser considerada porque pues estás tomando el tiempo de otra, otras personas, en lugar de convivir.

El movimiento Anti-Phubbing surge recientemente con su fundación por el australiano Alex Haigh, que ha creado una página de internet y explota el uso de las redes sociales para su propagación y concienciación. Este nuevo fenómeno está presente en la mayoría de las personas que cuentan con un Smartphone, el cual tiene conectado las redes sociales, internet, plataformas para mandar mensajes de textos así como aplicaciones para subir fotos en el internet y todas aquellas aplicaciones que hemos ido adoptando.

Si acudimos a la página de internet http://stopphubbing.com/, podemos conocer algunos datos estadísticos acerca de este fenómeno:

  • En un restaurante se puede apreciar al menos 36 casos de “Phubbing”, lo que es igual a pasar 570 días solo, mientras te encuentras en compañía de otros.
  • 92% de “Phubbers” consideran que deberían de convertirse en políticos.
  • 97% de las personas en una cena se quejan por su comida en lugar de reclamar ser víctimas del “Phubbing”.
  • 87% de los jóvenes prefieren comunicarse por vía de mensajes de texto en lugar de hablar cara a cara.
  • La mayoría de los “Phubbers” usan su celular para: Realizar una actualización de un status, para mandarle un mensaje a alguien mejor que tú, para usar algún buscador de internet, para jugar, para reírse de una broma que no es tuya, para usar redes sociales.

En mi casa tengo que admitir que mi padre es el que pasa más por esto del Phubbing y la verdad está llegando a un punto que nos fastidia a todos porque casi no habla y sí le hablamos no presta atención. Usa el pretexto de que es un hombre moderno porque ha comenzado a utilizar la tecnología. De igual manera tengo amistades que a pesar de que salen con sus amigos están todo el tiempo en el teléfono, pareciera que en estos tiempos, se prefiere hablar con la persona por mensajes de texto que verbalmente.

El sitio propone jugar el “Phublotto”, que consiste en que se apilan los teléfonos celulares en un área de la mesa y la primera persona que tome el suyo va a ser la ganadora de pagar toda la cuenta de la noche. Una buena propuesta, además conveniente para los que logren desafiar el reto y no caer en la trampa.

Es por ello que antes de salir con nuestras amistades, así como en parejas, es mejor pensar primero en guardar bien el teléfono por un tiempo antes de cometer este acto, que se sigue expandiendo. Además las personas no están con nosotros todo el tiempo en cambo el teléfono celular sí, y creo que en nuestros ratos libres, cuando estemos solos, le podemos dedicar tiempo a éste.

El hecho de realizar "phubbing" frente a alguien demuestra la falta de interés de haber salido o de convivir con cierta o ciertas personas, lo que significa que tu amistad no es muy sincera sí es que alguna vez lo fue. Además vamos creando heridas en los sentimientos en las personas al darles entender que no nos interesan o que no les damos la atención merecida.

A continuación les pongo una foto la cuál nos explica donde se práctica de mayor manera:

Espero que hayan encontrado útil este artículo y que se unan al movimiento Anti-Phubbing como una muestra de respeto hacia nuestros amigos y demás personas con quienes interactuamos.

 

Fuente:

http://stopphubbing.com/

http://vidayestilo.terra.com.mx/mujer/bienestar/phubbing-que-es-y-como-puedes-detenerlo,e9cadadb57a70410VgnVCM5000009ccceb0aRCRD.html

Fuente:

Image

Para dar un mejor servicio, Agua y Saneamientos Argentinos efectuará tareas de mantenimiento.

Las mismas seran según el siguiente cronograma: 

JUEVES 30 y VIERNES 31 de JULIO 

Baja presión y/o falta de agua. 

Partidos De Quilmes, Avellaneda y Lanús 

• Desde las 22:00 Hs. del jueves 30 hasta las 15:00 Hs. del viernes 31 de Julio 

Algunas zonas de los partidos de Avellaneda y Lanus

Ante cualquier duda al respecto los usuarios podrán comunicarse al teléfono 0800-321-2482 las 24 Hs. Asimismo, los usuarios se pueden informar sobre los trabajos de mantenimiento y mejoras en la red en la sección "Interrupciones del Servicio" del sitio Web de la empresa (www.aysa.com.ar). En la misma Ante cualquier duda al respecto los usuarios podrán comunicarse al teléfono 0800-321-2482 las 24 Hs. Asimismo, los usuarios se pueden informar sobre los trabajos de mantenimiento y mejoras en la red en la sección "Interrupciones del Servicio" del sitio Web de la empresa (www.aysa.com.ar). En la misma sección, se le brinda a los usuarios la posibilidad de dejar su dirección electrónica para recibir semanalmente y de manera personalizada las tareas programadas del partido.

Image

La comuna a través del área de Salud Comunitaria de la Secretaría de Salud aplicó, durante la última semana, 400 dosis de vacunas del Calendario Nacional a vecinos y vecinas del Barrio Pampa. Las tareas continuarán todo el mes en distintos puntos del distrito.

El Municipio de Lanús a través de las áreas de Salud Comunitaria y Zoonosis  continúa llevando a cabo la campaña de vacunación, atenciones ginecológicas, test de VIH y en el marco Programa Nacional de Tenencia Responsable de mascotas,  castración de perros y gatos. A lo largo de del presente mes  los profesionales especialistas de la salud trabajaron en diferentes puntos del distrito con el fin de llevar la atención médica muy cerca de cada vecino. Esta última semana se trabajó intensamente en Barrio Pampa, donde aplicaron  400 dosis de vacunas incluidas en el Calendario Nacional. 

A continuación se detallan días y horarios de los próximos operativos.

-Viernes 24 de julio, de 13 a 15.30

Operativo ginecológico en Barrio Los Ceibos (Chascomús y Alvar Núñez).

-Miércoles 29/jueves 30 de julio, de 8 a 13

Operativo de castración de perros y gatos. 

Presencia de promotores de salud. Entrega de folletería informativa y banners. Entrega de preservativos. En los alrededores de la Unidad Sanitaria 1 de Mayo (Villa Sapito).

-Lunes 3 al viernes 7 de agosto, de 10 a 13

Aplicación de vacunas del Calendario Nacional. Entrega de folletería y banners informativos. Entrega de preservativos. Tramitaciones del Programa Hogar. Trailer en Villa Jardín (casa por casa). Viernes 31, desde las 13.30, operativo ginecológico. 

-Lunes 10 al viernes 14, de 10 a 13

Aplicación de vacunas del Calendario Nacional. Entrega de Entrega de preservativos. Tramitaciones del Programa Hogar. Entrega de leche. Viernes 14, desde las 13.30, operativo ginecológico. Trailer en las inmediaciones de la Unidad Sanitaria Natiello (Martineto 1198, Monte Chingolo).

-Lunes 24 al viernes 28, de 10 a 13

Aplicación de vacunas del Calendario Nacional. Entrega de folletería y banners informativos. Entrega de preservativos. Tramitaciones del Programa Hogar. Entrega de leche. 

Viernes 28 desde las 13.30,  operativo ginecológico. Trailer ubicado en las inmediaciones de C.S Esperanza (General Paz y Hugarte)

TAMBIÉN NUESTRAS MASCOTAS

Operativos de castración de perros y gatos, vacunación y desparasitación 

-Jueves 23/ 7  Grecia 4580

-Jueves 30/7  Club Progreso  - Klosterman y Guido

Fuente y fotografías: Prensa Municipalidad de Lanús

Lo mejor de la noche: Argerich interpretando a Schumann junto a un cuarteto de la Sinfónica.

Imagen: Rodrigo Ruiz Ciancia & Carlos Furman, Centro Cultural Kirchner

La dama del piano como único atractivo

La presencia y la performance de la enorme intérprete en un concierto popular y gratuito fueron suficientes para darle a la noche un carácter inolvidable. Pese a ello, algunas elecciones artísticas no estuvieron a la altura de lo esperado.

Por Diego Fischerman

Fue una fiesta. Y lo hubiera sido aun si Martha Argerich sólo se hubiera acercado a saludar. Su presencia de por sí concita una vibración particular. Y más cuando, como en el concierto gratuito que dio en La Ballena Azul del C. C. Kirchner, una multitud acudió para tenerla cerca por primera vez. Los límites de la sala resultaron estrechos y el centro dispuso pantallas donde otra muchedumbre pudo seguir el concierto, que a su vez fue transmitido por la Televisión Pública y Radio Nacional Clásica. Que la convocatoria tuviera que ver con una figura de los méritos de Argerich bastaba para que cada uno de los asistentes sintiera que estaba participando de un hecho histórico.

La Ballena Azul es una sala extraordinaria. Su acústica es notable; su diseño, de una belleza austera, está entre los más destacados del mundo. Allí se habían dispuesto los dos pianos que se usarían a lo largo de la presentación y las sillas para la Orquesta Sinfónica Nacional –que tiene allí su sede–, que participaría en la segunda parte, después de un intervalo. Argerich fue quien abrió el paso, caminando a lo ancho del escenario mientras hacía pequeñas inclinaciones agradeciendo la estruendosa ovación. Junto a ella, un cuarteto de cuerdas conformado por integrantes de la Sinfónica (Luis Roggero y Roberto Calomarde en violines, Gustavo Massun en viola y Jorge Pérez Tedesco en cello) interpretaron con intensidad el primer movimiento del Quinteto Op. 44 de Robert Schumann. Tal vez fue por subestimación del público, o del contexto de un concierto popular y gratuito, pero ése fue el único momento en que el repertorio estuvo a la altura real de la intérprete. Lo que vino a continuación fue una especie de autohomenaje pergeñado por Eduardo Hubert y Luis Bacalov, otorgándose a sí mismos, con el salvoconducto de una las intérpretes más grandes de la historia, un lugar que sus carreras han estado lejos de brindarles.

Casi como si se tratara de un concierto de Bacalov y su amigo Hubert con Argerich como invitada sorpresa, el compositor de la música de Il Postino tocó un arreglo de confitería de “El día que me quieras” y “El choclo”, y junto a Hubert interpretó su “Astoreando”, un refrito de los elementos más obvios de la música de Piazolla. Resulta curiosa la presencia repetida de Bacalov en las programaciones de la Sinfónica. El año anterior la orquesta dedicó un concierto a músicas de sus películas y al estreno de un Concerto Grosso de su autoría, y en 2015 hará su oratorio “Estaba la madre”. Acusado de plagio por la música de Il postino, de 1994, compuesta 20 años antes por Sergio Endrigo –tal como reconoció pagándole a su hija la mitad de los derechos–, su trayectoria no registra antecedentes mayores y mucho menos como compositor dentro de la tradición académica, un campo en el que, como demostró su obra “Porteña”, que ofició de cierre, dista mucho de un nivel profesional.

La primera parte continuó con una obra de Hubert, cuyos méritos como compositor son también desconocidos, llamada “Fauretango” y tocada por Hubert junto a un trío integrado por Roggero, Massun y Pérez Tedesco. Poco de Fauré, en realidad, y bastante de la famosa secuencia descendente sobre la que Piazzolla compuso piezas geniales como “Adiós, Nonino” o “Balada para un loco”. Argerich: bien, gracias. La pianista retornaría al escenario para tocar dos temas de Piazzolla: a dúo con Hubert un arreglo sumamente pobre de “Oblivion” y, con Hubert, Roggero, Calomarde, Massun, Pérez Tedesco y, en contrabajo, Oscar Carnero, una versión de “Tres minutos de la realidad”. Este tema, grabado por primera vez en 1957 –tal vez el momento en que Piazzolla más se acercó a Béla Bartók–, incluía dos maravillosas variaciones para piano, tocadas por un Jaime Gosis en estado de gracia. En el arreglo presentado por Hubert y compañía la sobreescritura y la cacofonía de las ornamentaciones sobre ornamentaciones destruyó aquella rítmica punzante y categórica.

Hasta allí una primera parte en que la situación se pareció demasiado a una invitación a Messi para que jugara al balero. La segunda, no obstante, no fue mejor. La orquesta tocó la música de Endrigo firmada por Bacalov, con la solvente participación de Ramiro Boero en bandoneón y un bello sonido grupal. Y luego, una especie de concierto fragmentado, hecho de pequeños temas sin desarrollo, incoherente en lo formal y estructurado siempre sobre un único plano –a lo sumo con un contracanto–, bautizado “Porteña” y dedicado a Argerich. Algunos pocos momentos alcanzaron a evocar trazas de Gershwin, Ravel o Pia- zzolla, y tuvieron la virtud de traer aquellas fuentes a la agradecida memoria. También aquí la pianista tocó a dos pianos, con el inefable Hubert –programador del concierto–, y lució su increíble sonido y la perfecta nitidez de sus articulaciones, que, en los pasajes imitativos, destacaba aún más en el contraste con lo que sonaba desde el otro piano. El aplauso cerrado premió lo que había sucedido esa noche, en todos los sentidos posibles. La música pero, sobre todo, su posibilidad. El hecho de que este concierto hubiera sucedido, aun con los dobleces en los que Argerich incurre cuando otorga a la amistad más valor que al mérito artístico, era algo festejable en sí mismo. Y así fue reconocido.

Fuente: Pagina12.com

image

Un emotivo discurso brindó el Papa Francisco a los Movimientos Populares este jueves(9-7) en Bolivia, allí entre otros temas, pidió perdón en nombre de la Iglesia católica por los crímenes cometidos contra los pueblos originarios.

Para las personas que no lo pudieron ver acá les dejo el mensaje del Papa a los MOVIMIENTOS POPULARES

Fuente: Telesurtv.net

La II Cumbre de Movimientos Populares del mundo se iniciará este miércoles en la ciudad de Santa Cruz. La primera versión de este evento se realizó en 2014 en Roma

La II Cumbre de Movimientos Populares del mundo se iniciará este miércoles en la ciudad de Santa Cruz. La primera versión de este evento se realizó en 2014 en Roma

Cumbre de Movimientos Populares se abre con Evo y se cierra con el papa

El presidente Evo Morales inaugurará el evento en el que participarán delegaciones de 40 países. El jueves, Francisco recibirá las conclusiones que surjan del encuentro

El II Encuentro Mundial de Movimientos Populares será inaugurado este miércoles 7 de julio en el Coliseo Municipal Santa Rosita de la ciudad de Santa Cruz por el presidente Evo Morales, informó este lunes el viceministro de Coordinación Gubernamental, Alfredo Rada.
Este encuentro tendrá especial relevancia porque será clausurado el jueves por el papa Francisco en un acto que se llevará adelante en el campo ferial de la Expocruz.
"Ya estamos recibiendo a las delegaciones que están llegando a Santa Cruz; están arribando compañeros de Argentina, Brasil, Ecuador, Uruguay, Paraguay y otros países", explicó Rada a medios de comunicación.
La autoridad agregó que el Encuentro será inaugurado por el presidente Evo Morales la tarde del miércoles y de inmediato se iniciarán las discusiones de las mesas de trabajo.
Un papa cercano a los movimientos sociales

El representante del Consejo Pontificio de Justicia y Paz del Vaticano, cardenal Peter Turkson, dijo que el papa Francisco suele generalmente tomar las necesidades y las aspiraciones de los sectores sociales como propias, por lo que seguramente se referirá a esos temas en el Encuentro Mundial de Movimientos Populares.
"Este segundo encuentro mundial de los movimientos populares promete ser un gran diálogo que perpetuará en el tiempo la comunicación, la cooperación y la coordinación entre los mismos movimientos de base y entre estos y la Iglesia en todos sus niveles", manifestó Turkson a la agencia de noticias estatal ABI.
El evento internacional se desarrollará en el Coliseo Municipal Santa Rosita, ubicado en el tercer anillo de la capital cruceña, donde se instalarán cinco mesas de trabajo con la participación de 1.500 personas de, al menos, 40 delegaciones del mundo.
El primer Encuentro de Movimientos Populares se celebró en 2014 en Roma.

Fuente: Eldeber.com

El título del cable de la embajada estadounidense del 20 de octubre de 2006 no anda con vueltas: “Gobernador de Córdoba De la Sota: el incondicional del libre mercado en Argentina”. Se refería a una cena con la cual el actual gobernador de Córdoba había agasajado a cuatro funcionarios de la embajada de Estados Unidos, incluyendo al entonces encargado de Negocios Mike Matera, a pocos meses de completar su segundo mandato como gobernador.

Lejos de la liturgia peronista, De la Sota impresionó a sus interlocutores con loas a las virtudes del libre mercado y con su compromiso inquebrantable con la defensa de la seguridad jurídica, que por supuesto incluía a las empresas estadounidenses entre sus inversores reales y potenciales.
El gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, en una cena con el Encargado de Negocios, se describió a sí mismo como un campeón de la ortodoxia del libre mercado, enfrentado al uso de fuerza brutal por parte de los Kirchner para disciplinar a los mercados, violando la santidad de los contratos.
Como para no dejar dudas de qué lado estaba la Embajada, el cable continúa:
(De la Sota) cuestionó los valores de una Argentina social y políticamente inmadura que subestima el Estado de derecho y no reinvierte apropiadamente en infraestructura primaria. De la Sota subrayó el éxito obtenido por su administración provincial con el uso de incentivos dirigidos a captar nuevas inversiones de alta tecnología, incluyendo los centros de desarrollo de software de Motorola e Intel, y los puestos de trabajos creados con los call centers.
La reunión entre De la Sota y los diplomáticos estadounidenses tuvo lugar en un momento de fuerte crecimiento económico del país y de alta popularidad del kirchnerismo. Sin embargo, el dirigente cordobés empezaba a distanciarse del gobierno nacional hasta convertirse en el primer gobernador peronista que lo hizo de forma explícita.
Menos de un mes antes, De la Sota se había reunido con el presidente Néstor Kirchner en la Casa Rosada. Había sido una reunión tensa. El día anterior, en una exposición rural en Río Cuarto, De la Sota había dicho: “El que llega al poder cree que la patria empieza con él”, en obvia referencia a los Kirchner. También había elogiado la multitudinaria manifestación en contra de la inseguridad que semanas antes habían organizado opositores al gobierno nacional encabezados por el falso ingeniero Juan Carlos Blumberg. Sin embargo, pocas horas después, al volver a la capital cordobesa y antes de viajar a Buenos Aires para su reunión en la Casa Rosada, De la Sota se desdijo. La referencia a los salvadores de la patria estaba dirigida a dirigentes provinciales, aseguró, y el apoyo a Blumberg no había sido más que un comentario genérico sobre la seguridad. A la salida de su reunión de cuarenta minutos con el presidente, foto incluida, De la Sota no hizo comentarios. Apenas seis semanas después, en su reunión con los funcionarios estadounidenses, el gobernador cordobés no ahorró críticas al gobierno nacional. Empezó por el reparto de fondos entre nación y provincias, y siguió con la política de subsidios.
Se quejó de que la creciente dependencia del gobierno argentino de las retenciones a las exportaciones y de los impuestos a las transacciones financieras no compartidas con la provincias bajo el esquema argentino de “coparticipación” han fortalecido dramáticamente la pocisión del presidente Kirchner a la hora de distribuir recursos, lo cual le ha permitido consolidar su poder político. Echando sal a la herida, agregó que las provincias están pagando los “excesivos” subsidios del gobierno federal al transporte y a los servicios sociales en el Distrito Federal de la Ciudad de Buenos Aires. Los pobres en Córdoba, dijo, deben pagar significativamente más en transporte público que los residentes de la Ciudad de Buenos Aires, a quienes el presidente Kirchner siente que es necesario conformar.
Para endulzar el oído de sus interlocutores, De la Sota criticó la forma en que el gobierno nacional que asumió en 2003 había mantenido congeladas las tarifas de las empresas privatizadas después de la crisis de 2001 y la pesificación de 2002, y reveló cómo su provincia había evitado demandas en el CIADI, el Tribunal Arbitral del Banco Mundial:
De la Sota comentó sobre los juicios pendientes en el CIADI contra el Gobierno de Argentina por parte de multinacionales cuyos contratos de servicios públicos fueron rotos por el decreto de pesificación del gobierno argentino en 2002. Mientras el gobierno nacional ha nacionalizado y tomado el control de las concesiones de agua potable tanto en la ciudad como en la provincia de Buenos Aires, de manos de Suez de Francia y Enron de EE.UU. respectivamente, Córdoba ha mantenido su concesión con la empresa de Suez, Aguas de Córdoba. El gobierno de Córdoba, explicó De la Sota, no tiene la costumbre de renegociar unilateralmente sus contratos de servicios, ni con empresas nacionales ni con empresas extranjeras, y en todo caso el contrato de provisión de agua en Córdoba está bien manejado y a un costo conveniente. “¿Cómo podemos atraer nuevas inversiones si nos la pasamos cambiando las reglas del juego?”, concluyó el gobernador.
De la Sota, por supuesto, no estaba solo en la cena con los estadounidenses. Lo acompañaban su entonces ministra de Producción y Trabajo y actual pareja, Adriana Nazario. Los restantes comensales eran importantes empresarios cordobeses: el entonces vicepresidente de la Cámara de Comercio Exterior de Córdoba (hoy presidente de Unión Industrial de Córdoba), Ercole Felippa; el vicepresidente de la Bolsa de Comercio de Córdoba, Manuel Tagle; el entonces vicepresidente de la Unión Industrial de Córdoba y actual presidente del Parque Industrial de Villa María, Rodolfo Banchio, y el entonces senador oficialista y dueño de la Aceitera General Deheza, Roberto Urquía, uno de los empresarios más prósperos del país, un hombre muy influyente, especialmente, en Córdoba. Felippa se quejó por un impuesto que el gobierno chileno le había impuesto a los productos lácteos argentinos. Urquía no perdió el tiempo en hablar de terceros países y directamente le pidió a Estados Unidos que mantenga su cupo para la importación de maní y aceite de maní con aranceles subsidiados bajo el programa GSP (Generalized System of Preferences) dirigido a países en vías de desarrollo. Estados Unidos finalmente sacó a la Argentina del programa en mayo de 2012 por considerar que no actuó “de buena fe en el cumplimiento de fallos arbitrales a favor de empresas o ciudadanos de Estados Unidos”, según una orden ejecutiva firmada por el presidente Barack Obama.
Pasando a temas comerciales, el senador Urquía preguntó por la renovación del programa GSP, haciendo notar que Córdoba produce la mayoría de la cosecha argentina de maní, cuyas exportaciones sufrirían significativamente por cualquier pérdida de privilegios. (Nota: Argentina exportó al mundo en 2005 cerca de 237 millones de dólares en maní y productos derivados, incluyendo 24 millones de dólares en exportaciones a Estados Unidos, de los cuales poco más de dos millones de dólares se encuadran en el programa GSP. Urquía es dueño de una gran planta de procesamiento de aceite de semillas en el sur de Córdoba. Su empresa es la segunda mayor exportadora de propiedad nacional y la quinta exportadora más grande de Argentina.)
Según el cable, De la Sota dio a entender que no era lo suficientemente fuerte para dar pelea al oficialista Frente para la Victoria en las presidenciales de 2007 pero dejó abierta la puerta para hacerlo en 2011. Eso finalmente no sucedió: en 2011, De la Sota optó por competir por un tercer período como gobernador de Córdoba y ganó la elección. Ahora se postula como candidato presidencial para 2015 en alianza con otros peronistas disidentes como Hugo Moyano o Francisco de Narváez.
Para los hombres de la embajada de Estados Unidos, De la Sota sería una buena alternativa a la “heterodoxia” kirchnerista aunque lo imaginaban peleando la presidencia mucho antes:
Si la mixtura económica heterodoxa del presidente Kirchner no puede mantener la actual salud económica a lo largo de su segundo mandato, el gobernador De la Sota puede tener un mensaje convincente para ofrecer a los votantes en las elecciones de 2011.

Fuente: http://santiagoodonnell.blogspot.com.ar/


Gabriela Michetti es una de las políticas argentinas preferidas de la embajada de Estados Unidos. No sólo porque tiene ideas que son del agrado de la delegación diplomática, como su propuesta para “redefinir la agenda de derechos humanos, que está centrada en la guerra sucia“ sino también porque revela jugosas confidencias, por ejemplo, que ella forma parte de un grupo de políticos, empresarios y banqueros que se reúnen en secreto con el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti.
Además, Michetti cuenta con la bendición del papa Francisco. De los 16 cables que la mencionan entre enero de 2007 y enero de 2010, dos están dedicados a ella en exclusivo y ambos la llenan de elogios. “Encantadora” y “refrescante”, la adjetiva el primer cable de noviembre de 2007. “Merece nuestra atención continua,” concluye el segundo, de enero de 2010.
El cable de noviembre de 2007 da cuenta de una reunión de Michetti con el entonces embajador estadounidense, Earl Anthony Wayne, cuando ella era vicejefa electa de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires después de que triunfara la fórmula compartida con Mauricio Macri en las elecciones. En la reunión, Michetti dijo que Macri tiene el doble desafío de gobernar bien la ciudad y de formar una alternativa electoral al kirchnerismo en el nivel nacional. También aseguró que el primer objetivo de Macri sería aumentar el presupuesto para poder invertir en obras de infraestructura. Agregó que, a diferencia de los Kirchner, Macri es un constructor de instituciones que le escapa a los personalismos y que por eso le otorgaba mucho protagonismo a ella a pesar de que el cargo de vicejefa es más bien ceremonial.
Michetti también explicó su enfoque de los derechos humanos. Dijo que lamentaba que el gobierno de la ciudad le hubiera cedido el manejo del predio de la ESMA a organizaciones de derechos humanos y que, con otra administración y un mayor involucramiento de la Ciudad, el lugar donde funcionó el mayor centro clandestino de detención, tortura y desaparición de la dictadura hoy podría aprovecharse para organizar actividades integradoras con discapacitados y para darles a jóvenes de bajos recursos un lugar en el que puedan practicar deportes de alto nivel. Pero reemplazar el discurso de los derechos humanos de los sobrevivientes de la dictadura por el discurso de los derechos humanos de los discapacitados y los atletas de bajos recursos no es fácil en la Argentina actual, y mucho menos en la Argentina de 2007 cuando los juicios a los represores recién comenzaban. Por eso, Michetti aseguró que iba a proceder “delicadamente” en su intento por instalar ese cambio de agenda. El embajador le contestó que estaba de acuerdo con su idea de inclusión social y citó como referencia un programa para discapacitados -las Olimpíadas Especiales- y otro para niños de bajos recursos -la fundación argentina ph15- a los que la Embajada le brinda apoyo económico.
En cuanto a la discusión de los derechos humanos, Michetti lamentó que la “guerra sucia” de 1976 a 1983 en Argentina haya monopolizado el discurso público sobre los derechos humanos. Dijo que espera ampliar delicadamente el concepto de derechos humanos en la sociedad civil argentina para que abarque la inclusión social. Declaró que su generación alcanzó la mayoría de edad en la democracia, y si bien recordar el turbulento pasado de Argentina es importante, la inversión en la protección y la promoción de los derechos humanos en el futuro es más importante. Por ejemplo, señala que el presupuesto de la ciudad para los proyectos de la memoria se sitúa en 60 millones de pesos, mientras que sólo se destinan 6 millones de pesos a proyectos para la mejora de la accesibilidad y la inclusión social de las personas con discapacidad. Además, la ciudad de Buenos Aires ha perdido poder de decisión sobre las más de 17 hectáreas y 35 edificios de la antigua Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), actualmente ocupada por un Museo de la Memoria cuasi independiente, y por organizaciones de derechos humanos. (Nota: La ESMA fue un notorio centro de detención, donde fueron torturados y asesinados hasta 5.000 civiles durante la “guerra sucia”.) Argumentó que este predio sería el lugar perfecto para llevar a cabo una serie de proyectos piloto con una agenda amplia de derechos humanos, tales como un modelo de escuela para la inclusión social, que no sólo tendría accesos y facilidades para discapacitados, sino también un programa para dar a los niños de familias de bajos ingresos el acceso a la formación deportiva de alto nivel. El embajador estuvo de acuerdo que la inclusión social de todas las personas es importante y le dijo a Michetti que la Embajada de EE.UU. está apoyando a muchas organizaciones no gubernamentales internacionales y locales, como las Olimpiadas Especiales y la fundación PH 15, que ofrece cámaras y cursos de fotografía a los niños de escasos recursos. Cerca del final del encuentro, Wayne comentó que Michetti es simplemente encantadora y refrescante. Pero advirtió que su idea de ampliar la agenda de derechos humanos podría ser prematura.
Comentario: Una interlocutora encantadora y reflexiva, la visión de Michetti de un gobierno responsable que ofrece resultados concretos a la gente es refrescante. Su idea de ampliar la agenda de derechos humanos de la sociedad argentina será difícil en un país todavía acechado por el fantasma de la guerra sucia, pero es lo que el país necesita para avanzar más allá de sus políticas divisorias hacia una programa de inclusión.
Michetti volvió a hablar con la Embajada en enero de 2010, seis meses después ganar una banca de diputada nacional en las elecciones porteñas que había protagonizado como cabeza de lista del PRO. Esta vez, su interlocutora fue la embajadora Vilma Socorro Martínez. Casi cuatro años antes de que Mauricio Macri mencionara la existencia de un misterioso “círculo rojo” de poder opositor en un acto de campaña para las elecciones legislativas de 2013, Michetti le había dado a la embajadora estadounidense algunas precisiones al respecto. Contó que existía un grupo informal de políticos opositores, jueces y empresarios que se reunían en secreto. Además agregó que le gustaría que la embajadora conociera al grupo, que incluía al presidente de la Corte Suprema de Justicia.
Si bien se reconoció que los líderes de la oposición están divididos, Michetti dijo que cada partido tiene líderes con una visión común. Contó que ella forma parte un nuevo grupo de líderes de diversos partidos que están trabajando para desarrollar una agenda nacional compartida para el mediano plazo. Este grupo informal, que por ahora elige permanecer confidencial, incluye al diputado nacional por la Coalición Cívica Alfonso Prat Gay; al gobernador peronista de Salta, Juan Manuel Urtubey; al presidente del Partido Radical, Ernesto Sanz; al presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, y a empresarios y banqueros. Añadió que la mayoría de los principales líderes de la oposición son capaces de llegar a un acuerdo, excepto la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió. La diputada invitó al embajador a conocer al grupo y preguntó si algún experto de Estados Unidos podía hablarle al grupo de algún tema que sea de su interés.
El cable tambien destaca la relación entre Michetti y el actual papa Francisco.
Católica practicante, Micheti mantiene diálogos habituales con el cardenal Jorge Bergoglio y con grupos católicos. Está divorciada y tiene un hijo adolescente que estudia en el Colegio Nacional Buenos Aires. Michetti habla inglés bastante bien.
El cable cierra con más elogios a Michetti, quien entonces aspiraba a ser la próxima Jefa de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires.
Comentario: Una de las políticas más populares de Argentina, la diputada Michetti es un figura llamativa, elocuente y vigorosa, con uno de los índices de imagen positiva más altos del país. Cálida y acogedora con los funcionarios estadounidenses, Michetti merece nuestra atención continua. MARTINEZ

Fuente: http://santiagoodonnell.blogspot.com.ar/

Publicado por Gerardo Fernández

Aunque cueste creerlo, en España, el Partido Popular ha puesto en vigencia la Ley Mordaza que tiene penas como las que a continuación se detallan. Es bueno saber que el PP es la principal fuente de inspiración del PRO, partido que ha puesto en funcionamiento el tristemente célebre 0800 Buchón, una línea donde se puede denunciar de manera anónima a estudiantes que hablen y/o hagan política en los colegios secundarios.

Uno puede pensar que este problema lo tienen sólo los españoles pero es un error. Cuando estas políticas empiezan a aplicarse en un país importante, se corre el riesgo de la imitación. De momento cuesta imaginar que algo así pudiera darse en Argentina, pero estar atentos no vendría nada mal.

1. COLGAR EN INTERNET DETERMINADAS FOTOGRAFÍAS DE LA POLICÍA EN ACCIÓN
La nueva ley considera una falta grave el uso no autorizado de imágenes o datos personales de los miembros de las fuerzas de seguridad que puedan poner en peligro su seguridad personal o la de sus familias.
Los opositores de la ley defienden la documentación en imágenes del comportamiento de la policía durante las manifestaciones, algo que en el pasado ha permitido registrar casos de brutalidad policial y ayudar a su proceso legal. Las faltas graves tienen sanciones de entre US$ 667 y US$ 33.300 (601 y 30.000 Euros).

2. DIFICULTAR OPERACIONES DE DESALOJO CONCENTRÁNDOSE FRENTE A LAS CASAS DE LOS AFECTADOS
Esta es otra falta grave según la nueva ley de seguridad. La norma castiga que se le impida a cualquier autoridad el ejercicio legítimo de sus funciones en el cumplimiento de resoluciones administrativas o judiciales.
Impedir la ejecución de desalojos, una práctica que se volvió popular entre los activistas en España durante la crisis, también acarreará penas potenciales de entre US$ 667 y 33.300 (601 y 30.000 Euros).

3. MANIFESTARSE FRENTE AL CONGRESO, EL SENADO Y LOS PARLAMENTOS AUTONÓMICOS
Según la nueva ley de seguridad, la perturbación grave de la seguridad ciudadana en manifestaciones frente al Congreso, el Senado o los parlamentos autonómicos también es una falta grave, incluso si las asambleas no están reunidas en ese momento.
Los opositores de la ley cuestionan qué es perturbar o no la seguridad ciudadana y quién lo decide. En cualquier caso, si se considera falta grave, se castigaría también con multas de entre US$ 667 y 33.300 (601 y 30.000 Euros).

4. DESOBEDECER O RESISTIRSE A LA AUTORIDAD Y NO IDENTIFICARSE
También entre las faltas graves que contempla la nueva ley está la desobediencia o resistencia a la autoridad, así como la negativa a identificarse cuando así lo requieran los agentes.
Además, podrán recibir multas quienes no colaboren con las fuerzas de seguridad en la averiguación de delitos o en la prevención de acciones que puedan poner en riesgo la seguridad ciudadana.

5. PROTESTAR EN EDIFICIOS O MONUMENTOS
La nueva Ley de Seguridad considera una falta leve escalar edificios o monumentos sin autorización cuando haya riesgo de que se ocasionen daños a las personas o a los bienes.
Los opositores de la ley, como la organización Greenpeace, conocida precisamente por este tipo de protestas, critican que se considere una infracción sin necesidad de que se produzca una alteración del oden público o daños a la seguridad ciudadana, ya que teóricamente el mero riesgo es sufieciente para aplicar el castigo.
Las sanciones estipuladas para las faltas leves van de 100 a 600 euros, es decir de US$ 111 a 666 dólares.

Fuente: Tirando al medio

La Cámara de Diputados bonaerense convirtió en ley el boleto educativo gratuito para los estudiantes de todos los niveles, que prevén subsidiar con unos 200 millones de pesos anuales, en una sesión que movilizó a centenares de alumnos, que colmaron las barras del recinto y recordaron a sus pares de los 70 que por el mismo reclamo fueron víctimas de La Noche de los Lápices.

 

 

El boleto podrá ser utilizado por estudiantes que asistan a establecimientos públicos y de gestión privada con aporte estatal, durante los días hábiles del año escolar y para todas las actividades educativas, y servirá para el transporte ferroviario, fluvial y de colectivo de pasajeros urbano, suburbano e interurbano.
La reglamentación determinará la forma en la que se implementarán los viajes autorizados por usuario, que serán para el sistema urbano e interurbano de 50 traslados mensuales para alumnos primarios y secundarios y de 45 para terciarios y universitarios.
En tanto, para el sistema de larga distancia sólo se otorga el beneficio a los estudiantes universitarios, con un tope de cuatro viajes de ida y vuelta anuales.
La norma prevé que el boleto alcanzará además al traslado de residentes o practicantes y a los alumnos que deban desarrollar una actividad curricular fuera del establecimiento educativo. Y establece que la empresa deberá cubrir el seguro del usuario, igual que sucede con el resto de los pasajeros.
El Poder Ejecutivo destinará los fondos necesarios para garantizar la implementación del boleto estudiantil que, según fuentes legislativas, debería ser de unos 200 millones de pesos por año.
El tratamiento del proyecto fue acompañado por una movilización en la Legislatura convocada por más de 80 organizaciones estudiantiles y gremios de la educación y alumnos que colmaron las barras del recinto.
Darío Estevez, presidente de la Federación Universitaria de La Plata (FULP), analizó que “avanzar en la conquista de un boleto gratuito que beneficiará a alrededor de seis millones de bonaerenses constituye un paso fundamental en la pelea por la democratización social del sistema educativo”.
“Sin embargo creemos que hay que seguir peleando, en las calles y en unidad como lo venimos haciendo, para que este derecho sea extensible también a los trabajadores de la educación”, opinó.
Para el vicepresidente del Área Institucional de la UNLP, Fernando Tauber, el boleto educativo gratuito permitirá al os bonaerenses "saldar,al menos en parte, una antigua deuda con aquellos jóvenes estudiantes de los 70" que reclamaban por ese derecho.
“Desde lo simbólico, representa una reivindicación histórica, un acto de justicia para aquellos chicos que un 16 de septiembre de 1976, dejaron su vida y sus sueños en la trágica Noche de los Lápices”, dijo.
El presidente del bloque de diputados del FpV, Fernando Navarro, destacó la presencia de los estudiantes en las barras, “que representan a todos los que lucharon por el boleto porque sin lucha y sin conflicto en la democracia no se avanza”.
En la misma sintonía se pronunció el presidente de la Cámara Baja, Horacio González, quien calificó de “histórica” la sesión de hoy por “la significación que tiene y por los jóvenes que dieron la vida por esta lucha”.
También la diputada Karina Nazábal recordó a los jóvenes desaparecidos y detenidos en 1976 en La Plata durante la marcha por el boleto estudiantil.
“Esta ley es un ejemplo de movilización de los estudiantes, es la síntesis de lo que una ciudadanía organizada puede y de una decisión de un patriota como fue Néstor Kirchner y su compañera, Cristina, que decidió con hechos transformar nuestro país y la provincia”, dijo.
Durante la sesión, en la que hablaron representantes de todas las bancadas, el eje del debate estuvo en si la norma debía alcanzar también a los docentes y auxiliares como lo preveía el proyecto original pero que fue eliminado en el Senado.

Fuente: Telam

Jugueteria Didactica Online

Elecciones Nacionales

DENUNCIAS diariodelanus@gmail.com

Si tenes alguna Denuncia que hacer, enviala a diariodelanus@gmail.com indicando DNI y Nombre para publicarla.

Recibir las novedades por Email

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Tabla de Posiciones

Clasificación fútbol ofrecida por Marcadores.com

Copyright © 2012 Diario de Lanus - Black Rock Shooter - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan